Como trasplantar una planta correctamente

Trasplantar una plantaTrasplantar una planta es una de las tareas que tenemos que saber realizar, ya que tarde o temprano vamos a tener que trasplantar nuestras plantas a un recipiente mayor. No es una tarea difícil, tan solo debemos tener en cuenta una serie de consejos para realizar el proceso correctamente.

¿Por qué debemos trasplantar las plantas?

Debemos trasplantar nuestras plantas por varias razones:

  • La primera es por el bienestar de nuestra planta.
  • Para favorecer su crecimiento
  • Proporcionar espacio a sus raíces.
  • para aportarle mas nutrientes.

Aunque, probablemente existan muchas razones más de porque debemos realizar el transplante de una planta, las principales son estas que he nombrado.

Beneficios de trasplantar una planta

Una de las ventajas de trasplantar una planta, es que evitamos que su desarrollo se detenga por falta de espacio, es decir, si nuestra planta (en nuestro caso  plantas carnívoras) no dispone del suficiente espacio para crecer, esta reduce su crecimiento, afectando a su desarrollo por alta de espacio.

Si las plantas no tienen el espacio suficiente llega un momento en el que sus raíces se quedan sin espacio, llegando al punto de estar demasiado apretadas. Esto puede provocar que nuestra planta enferme por las siguientes razones, al estar las raíces tan apretadas estas no se airean lo suficiente siendo más fácil que acaben pudriéndose y de esta manera nuestra planta se morirá. Para evitar esto es recomendable trasplantar la planta a una maceta mayor.

macetas plantas carnívoras

La tercera opción por la que debemos trasplantar una planta es porque esta se haya quedado sin nutrientes. Cuando pasa mucho tiempo en la misma maceta, la planta acaba agotando todos los nutrientes de la tierra si no complementamos mediante abonos y otros productos. Claro esto es más fácil y hay veces en las que no es necesario realizar el transplante pero también hay que tener en cuenta que no todas las plantas pueden ser tratadas con ciertos productos químicos, pro eso hay veces en las que es mejor realizar un tratamiento más natural que no es otro que cambiarla a una maceta mayor y renovar el sustrato de la planta aportando nuevos nutrientes para su desarrollo.

Pasos necesarios para trasplantar una planta

Aunque realizar un trasplante de una maceta pequeña a otra mayor no es una tarea difícil, si debemos seguir unas pautas para no dañar la planta y estresarla lo menos posible. Yo personalmente, mi recomendación es que este proceso lo realices con cuidado.

Riega las plantas que quieras trasplantar

El primer paso es  regar la planta o las plantas que queramos trasplantar el día antes. Cuando digo regar me refiero a justamente eso a regar, no es necesario encharcar la planta. simplemente debemos regarla para que esta este húmeda el día en que realicemos el transplante.

regar plantas

Prepara la nueva maceta

El segundo paso es preparar la maceta nueva, donde vamos a transplantar la planta. Debemos rellenar el nuevo recipiente o maceta de tierra o sustrato adecuado. Lo ideal es que rellenemos hasta que queden unos tres centímetros para llegar al borde.

Mezcla fertilizante con agua

Devemos mezclar un poquito de fertilizante o abono líquido con agua y regar el sustrato de la nueva maceta en la que más tarde realizaremos el trasplante. La tierra o sustrato debe quedar húmedo.

Haz un orifico en la tierra de la maceta

Ahora una vez que se ha humedecido la maceta en el paso anterior, pasamos a realizar un orifico o agujero en el centro de la nueva maceta en la que vamos a realizar el trasplante. El tamaño del orificio debe ser lo más parecido al tamaño actual de nuestra planta (con la maceta incluida) antes de ser trasplantada.

Extraer la planta de la maceta

El siguiente paso es extraer la planta de la maceta actual. Para ello, muy suavemente, debemos sujetar la parte superior de la planta con la mano y poner con mucho cuidado la maceta boca abajo para que esta vaya saliendo de su antigua maceta poco a poco sin perder nada de tierra y evitando dañar sus raíces.

como trasplantar

Colocar la planta en su nuevo recipiente

Una vez que hemos extraído la planta de su vieja maceta, introducimos esta en la nueva con mucho cuidado de no dañar las raíces.

Añade tierra a la maceta

Cuando ya tenemos la planta colocada en la nueva maceta, debemos añadir tierra para tapar los huecos prestando atención a que no quede descubierta las raíces de la planta.

Riega la planta

Después de tapar con tierra todos los huecos, volvemos a regar la planta con la mezcla de agua y fertilizante, al igual que antes. Recuerda que esta mezcla debe tener el doble de cantidad de agua que de fertilizante.

Protege la planta de la luz

Por último, ya solo nos queda colocar nuestra planta, recién trasplantada, en un lugar tranquilo donde no le de la luz del sol directamente. La planta en su nueva maceta deberá permanecer en ese lugar una semana aproximadamente para que se adapte a su nuevo hogar. Pasados 7 días ya podremos colocar la planta en su lugar de siempre sin correr ningún riesgo, ya que esta se habrá adaptado a la nueva maceta.

planta trasplantada

Bueno, como podéis ver, trasplantar una planta, no es un proceso difícil, simplemente hay que seguir los pasos indicados con precaución y de esta manera podremos disfrutar de nuestras plantas durante mucho tiempo.

Ahora ya sabes como trasplantar una planta, así es que , a practicar.